HIGIENE


HIGIENE



Aseo Personal
Si usted cuida a alguien que necesita ayuda para bañarse, haga que la ocasión sea lo más agradable y relajante posible. 
Un buen baño siempre ayuda a sentirse bien, limpios y relajados.
Motive  a su paciente a bañarse  solo,  pero siempre  bajo su supervisión.
Antes de comenzar procure que  el cuarto tenga  una temperatura agradable.  Elimine las corrientes de aire.


Baño con regadera o ducha
Asegúrese de tener  todos los implementos listos antes de comenzar el baño:
Jabón, toalla, sandalias , rastrillo, ropa y peine.
Incluya los aditamentos que él acostumbra: crema hidratante, loción, talco, desodorante.
Utilice el apoyo de una silla de plástico. Y una regadera tipo teléfono si es posible.

Utilice una esponja o bien un trozo de tela suave.

Apóyelo para salir, secarse y vestirse, de ser necesario.
Verifique que se seque bien, particularmente los pies. La humedad favorece el desarrollo de infecciones.

……………………………………………………

Baño con Esponja
El baño con esponja se brinda a las personas que por alguna situación permanecen en cama y para quienes el traslado al cuarto de baño representa graves dificultades.
Resguarde su intimidad y cuídelo de corrientes de aire.

……………………………………………………

Asegúrese de Tener a la Mano
Tres  recipientes
Uno para el agua usada
Otro para enjuagar las esponjas 
Uno mas  pequeño para vaciar el agua 
Dos  toallas, 
Y una  muda  de ropa 
Ademas crema, loción, talco y desodorante.
Agua con jabón
Agua limpia
Esponja o tela suave
Maquina de afeitar
Sábana de plástico
2 sábanas de tela
……………………………………………………

Procedimiento
El baño con esponja se brinda a las personas que por alguna situación permanecen en cama y para quienes el traslado al cuarto de baño representa graves dificultades.
Resguarde su intimidad y cuídelo de corrientes de aire.
Coloque la sábana de plástico arriba de la sábana de cama por  debajo de la persona mayor.

Cerciórese que el agua  esté a una temperatura agradable.
Desvístala con delicadeza, cubriendo las partes que no se vayan a asear.
……………………………………………………

Para asear la cabeza.


Pase su brazo derecho por debajo del  cuello,  levántele  levemente  la cabeza.

Con la otra mano empape la esponja en el agua jabonosa, exprima el excedente y talle suavemente.

Tome la otra esponja y empapela  en el agua limpia, limpie  el jabón.
Enjuague  la  esponja en el agua limpia, tantas veces como sea necesario hasta  eliminar totalmente el jabón.

Al concluir seque suavemente con una toalla.
Enjuage ambas esponjas y cambie el agua para proceder a otra parte del cuerpo.


Sosteniendo la cabeza, inicie el lavado de la cara, cuello y oídos, con el mismo procedimiento.
Al concluir seque suavemente con una toalla.


Evite que el agua le llegue a los ojos, oídos o nariz. 
Cambie el agua para proceder a otra parte del cuerpo.

Prosiga con el aseo del tronco y extremidades superiores.
Destape el brazo que va asear y repita el procedimiento  con la esponja de agua jabonosa, talle suavemente.
Enjuague con la esponja de agua limpia, limpie el excedente  de jabón.

Proceda ahora con el pecho, las axilas y el otro brazo, 
Al concluir, tape con la otra sábana de tela.

Continúe con el baño del Vientre,  ingle y  genitales. 

El procedimiento es el mismo.

Asegúrese que la cara, manos y la zona genital se laven todos los días.
El aseo de esta zona debe  ser minucioso,  cuidando siempre  el   respeto  al  paciente.
Es necesario separar levemente las piernas y los pliegues,  para evitar  infecciones  derivadas del desaseo.
Al terminar cubra con una sábana.

Para el baño de la espalda, piernas y pies, el cuidador debe voltear al enfermo de costado.

Lavarle   el área de la espalda, gluteo  y pierna que quedan en la parte superior,  siguiendo el mismo procedimiento.

Ahora voltéelo sobre el  otro costado  y termine  el aseo de estas áreas.  
Utilice siempre  movimientos suaves.

Inicie el aseo de los pies a partir del procedimiento ya descrito, haga énfasis en la limpieza y secado entre los dedos.


Concluido el aseo cerciórese que no haya quedado húmeda alguna parte del cuerpo.

Retire la sábana plastificada, revise que la sábana de la cama no este húmeda.
Si aún  tiene el cabello  húmedo coloque sobre la almohada una toalla seca.
Humecte la piel con crema o aceite antes de ayudarlo a vestir.
Colóquelo en posición cómoda y tápelo con una sábana seca.
Resguarde su intimidad y cuídelo de corrientes de aire. 
……………………………………………………

Manejo de los desechos
Cuando un paciente  no puede levantarse de la cama,  puede utilizar  artículos especiales  para el manejo de los desechos.
Apoyar a un paciente a evacuar,  implica tener contacto con sus genitales…      lo que  involucra vincularse  con su pudor.

Esto  puede producir incomodidad, vergüenza  y rechazo  de ambas partes. 

Si el paciente no tiene control de esfínteres, o no puede usar el cómodo y el  pato, se hace necesario  el uso del pañal .
Esta situación requiere especial sensibilidad por parte del cuidador.
…………………………………………………
Uso del Cómodo y el Pato
Si el medico lo permite, levante un poco la cabecera de la cama.

Pídale al paciente que doble las rodillas y se empuje con los pies para levantar los gluteos.
Sostenga  la espalda con una mano, con la otra coloque el borde curvo  del sanitario debajo  de los gluteos  del paciente.
Levante más la cabecera para que quede sentada, de ser posible, permítale cierta intimidad.
Si el paciente esta débil, no lo deje solo.

Si no puede levantar los glúteos, gire al paciente sobre su costado, mientras sostiene el cómodo, gire al paciente para que quede sobre el recipiente.

Levante un poco la cabecera.
De ser posible, permítale cierta intimidad.
Al terminar baje la cabecera  y  ruede al paciente sobre su costado, retire con cuidado  el recipiente.
……………………………………………………
Cambio de Pañal

Explíquele al paciente lo que va a hacer,  colóquelo boca arriba y despeje el área del pañal.
Gire al anciano   hacia un costado y hacia el otro mientras realiza la limpieza con papel higiénico y toallitas húmedas.
Verifique que el área  del pañal está totalmente aseada  y seca antes de poner un nuevo pañal.
Si detecta piel  irritada o con dermatitis, debe  limpiar suavemente con agua tibia,  evite el jabón, dejar secar al aire sin friccionar.
Si es una irritación leve, puede utilizar una pasta a base de glicerina. Pida el consejo del medico.
El bienestar de su paciente se lo debe a usted.
Actúe con cariño y el estará  mejor.
……………………………………………………