EL CUIDADOR


EL CUIDADOR





El cuidador asistencial

A la persona que  requiere de  ayuda   por causa de  una enfermedad,  accidente o por envejecimiento médicamente  se le  considera paciente frágil .
A la persona que  proporciona cuidado a un paciente frágil, se le considera  un cuidador asistencial.

Si usted es un cuidador asistencial tal vez comenzó este papel de forma inesperada, brindando su apoyo a un  familiar, a un amigo o a un paciente.
Cuando el enfermo es un familiar, el cuidador, generalmente experimenta un proceso de adaptación a las nuevas circunstancias, que sucede por etapas.
……………………………………………………
ETAPAS EN EL PROCESO DE ADAPTACIÓN

Etapa de Negación
Primero, se niega a aceptar que su familiar padece una enfermedad que lo hará dependiente de otros.
Etapa de Búsqueda
Después se da cuenta que esa enfermedad va a influir en su vida y busca información.

Etapa de Reorganización
Posteriormente  enfrenta a la situación modificando sus hábitos.
……………………………………………………

Tareas del Cuidador Asistencial
Las tareas  que realiza el cuidador  se pueden clasificar en tres niveles de acción:
Preventiva, asistencial y educativa.
Acciones Preventivas
Entre las acciones preventivas están:
Tomar la presión arterial  y llevar un registro.

Observar los cambios de la piel.

Mantener  contacto  con el medico para informar cualquier cambio.

Acciones Asistenciales

Las  acciones asistenciales  son tareas de apoyo para  que el enfermo  pueda realizar sus actividades cotidianas, como cuidar  que el paciente ingiera sus alimentos y haga sus ejercicios.

Proporcionar los medicamentos en la forma y hora correctas.
Vigilar su higiene personal, y apoyarlo en su movilización.

Acciones Educativas

Por último, las acciones  educativas están relacionadas con la formación de  hábitos y actitudes del anciano y de su familia, encaminadas al cuidado y mejora de su calidad de vida.
……………………………………………………

Agotamiento Emocional
Si bien cuidar a una persona trae muchas satisfacciones, existen sacrificios que podrían llegar a exigir mucha fortaleza de carácter,  sobre todo cuando el cuidador tiene que realizar tareas que no siempre resultan agradables.

Cuando la enfermedad o la dependencia avanzan, y la situación se prolonga,  las personas  experimentan cambios en su vida,   que pueden provocar  agotamiento emocional.

Bajo esta tensión, el cuidador corre el riesgo de enfermarse, consumir alcohol o calmantes en exceso, perder el apetito y caer en depresión, ignorar esta situación  no hará que desaparezca.

Consulte a un consejero profesional o converse con su Doctor sobre sus sentimientos.
Cuidar de sus propias necesidades es tan importante como cuidar a la otra persona,  si usted se enferma o se cansa mental o físicamente, no podrá cuidar de otros.
…………………………………………………

Debe considerar:

-Equilibrar la atención con  su pareja e hijos.
-Tener siempre  un espacio para sus actividades personales.
-Organizar la división  de responsabilidades con la familia.
-Considerar la compatibilidad del cuidado con el trabajo. 
-Valorar el lugar de estancia del enfermo. 

-Vigilar y controlar los gastos relacionados con el cuidado.




Si se siente triste:
    Escuche  música  o llame a un amigo, llame a su medico o a un consejero
Si se siente enojado:
    Enfoque  su enojo en la condición y no en la persona que usted cuida.
Si se siente cansado:
    Tómese un descanso.  una breve caminata puede ayudar a calmar los ánimos.  Inhale profundamente varias veces.
Si se siente decaído:
    Consiéntase usted mismo.  valore el esfuerzo que hace,  hágase un pequeño regalo.  tómese un buen baño caliente y descanse.
Aliméntese bien. 
Una buena dieta le dará más energía.
……………………………………………………

El Cuidador y la Familia
Pedir ayuda no es señal de debilidad,  por el contrario, es un paso importante para que la persona bajo su cuidado reciba el apoyo que necesita.
Cuidar a un familiar enfermo puede unir a una familia, cuando todos sienten que juegan un papel importante. 

Piense en todas las tareas en que la familia puede apoyar y prepare una lista, la mayoría diría “si”,  si se los solicita.

Para algunos será más fácil ayudar con el jardín, reparar la casa, lavar la ropa,  para otros preparar alimentos,  o ayudar en el cuidado directo.

………………………………………………

El Cuidador y la Unidad Médica

Los síntomas de enfermedad suelen ser menos evidentes en los ancianos,  por eso  el cuidador  debe ser muy observador y hacer preguntas al paciente.

El cuidador debe anotar en un registro, las indicaciones médicas, las citas, los medicamentos, y las actividades del día como alimentación, higiene, movilización y los cambios  en el paciente.


El cuidador debe mantener una comunicación muy estrecha con el médico y con el enfermo.

Procure tener cerca del teléfono los números  de la familia,  del medico y de  la cruz roja.
También se recomienda tener disponible una guía de primeros auxilios con información de emergencia.
Con  planificación adecuada, cuidándose bien a sí mismo y organizando la ayuda disponible, su tarea será más fácil.
Y hará posible que el período de dependencia sea menos agobiante para usted y para el paciente frágil.
…………………………………………………